lunes, 17 de febrero de 2014

¿Por qué casi me ahogo al beber o al comer? La disfagia

OTROS SINTOMAS


A veces te atragantas, a veces, más de lo normal, sobretodo con líquidos y llega un punto en que asusta. No tiene por que significar nada, pero si tienes esclerosis múltiple (o alguna otra enfermedad que afecte al sistema nervioso) y notas que te atragantas con más frecuencia que antes deberías comentarlo al médico debido a que es muy posible que sufras de disfagia.

La capacidad alterada para realizar la deglución de alimentos o bebidas, es decir, su paso de la boca al esófago se denomina disfagia. Es una alteración bastante común en la esclerosis múltiple en la que se involucran neuronas del cerebelo y del tronco encefálico. El fenómeno de tragar implica la acción voluntaria e involuntaria de varias válvulas y músculos que rige el sistema nervioso central. Se puede observar una serie de síntomas asociados a la disfagia: el babeo excesivo, la tos y atragantamiento, signos de malnutrición.o deshidratación frecuente.

La disfagia no es agradable para nadie, eso es obvio, pero aunque no lo parezca es peligrosa tanto en el corto como en el medio plazo. Una disfagia severa podría producir la muerte por asfixia pero además uno de los problemas más graves es el hecho que aparezca una neumonía por aspiración u otras infecciones pulmonares por culpa de microorganismos que se alimenten de lo que vaya a parar a nuestros pulmones.

No obstante tampoco nos hemos de asustar debido a que realmente la disfagia es uno de los síntomas que mejor se pueden controlar. Todo se basa en unas pocas normas (que han de estar supervisadas por nuestro médico):
- Una persona con disfagia (aunque tenga una movilidad aceptable) mejor que no coma o beba sola. (y así aparte aprovechamos para socializar :) )
- Es recomendable beber zumos o néctares (que són más densos que el agua)  ya que son más fáciles de tragar correctamente.
- Es recomendable que los alimentos sólidos no combinen muchas texturas y densidades diferentes ya que esto puede dificultar el trabajo de deglución.
- Procurad beber y comer lentamente y con tranquilidad.
- Si la disfagia es más severa es recomendable (u obligatorio según el caso) el uso de espesantes que permitirán aumentar la consistencia de los líquidos y por lo tanto facilitarán la deglución.
- Si se sufre de disfagia e incluso siguiendo todos estos consejos se tienen síntomas de fiebre, pitidos o ronquidos al respirar, dolor en los pulmones, etc....acudid cuanto antes al médico para que revisen vuestro sistema respiratorio.

Ya como punto final, tómatelo con humor. La disfagia  es desagradable, si, lo es, pero más desagradable es que te genere miedo o malhumor. Como siempre hemos dicho en este blog, se positivo/a e intenta reirte un poco de todo. Para que os sirva de ejemplo, mi hijo de 2 años (que no habla demasiado) me ayuda mucho cuando delante de un ataque de tos por la disfagia se pone detrás mio , me pega un par de palmaditas en la espalda y me dice "respira, respira".

Ya lo sabeis, cuando os hayais recuperado de un atragantamiento recordaos el "respira, respira", a mi me funciona.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...