jueves, 16 de mayo de 2013

Fases del "duelo".

OTRAS AFECTACIONES EMOCIONALES

Una vez nos han diagnosticado la esclerosis múltiple deberíamos de asumir que se pasarán por diversas fases que se definieron por la psiquiatra suiza Elisabeth Kübler-Ross, que se dedicó en profundidad a asistir a enfermos cercanos a la muerte y ayudar a sus familiares a superar la pérdida. El problema parece poco cercano a la esclerosis múltiple debido a que no es una enfermedad mortal pero sí que existe una pérdida de funciones que hay que aceptar tanto por enfermos como por gente cercana :
  1. Negación: corresponde a sentimientos e ideas del tipo “pero si me encuentro biien” “ es imposible que yo tenga eso” ” el neurólogo se ha equivocado” ... Esta fase sucede mucho en los recién diagnosticados y a gente cercana al enfermo que no conoce bien los síntomas que padecen
  2. Ira: Corresponde a frases malsonantes y a comportamientos agresivos puede que poco comunes en la persona que los ejerce. El pensamiento más común es el de “No es justo!!!” “por que yo padezco esto y ese de ahí está más sano que una manzana ” y acostumbra a ser la evolución lógica de la negación.
  3. Negociación : Esta fase se basa en ofrecer cualquier cosa por un poco más de salud, un poco menos de dolor o en general, no sufrir esta enfermedad. Cualquier cosa. Es la fase de pedirle cosas a Dios (para los creyentes) o de empezar a probar cualquier tipo de medicamento (farmacéutico u homeopático) sin pensar en los efectos secundarios, operaciones de dudosa efectividad y alto riesgo o bien realizar peligrosas dietas milagrosas con el fin de mejorar mágicamente. Además es un proceso típico de la esclerosis múltiple ya que la sintomatología puede exacerbarse o remitir según muchos factores,como la temperatura, la humedad, los cambios emocionales bruscos, etc... haciendonos creer que esta negociación con Dios o con la ciencia ha surtido efecto.
  4. Depresión: Es muy frecuente en los afectados por la enfermedad ya que les es muy facil la comparación con individuos sanos. Es muy típico llorar y lamentarse y está asociado a la irreversabilidad del diagnóstico. En este punto es cuando tanto enfermo como gente cercana se dan cuenta realmente de la dimensión de la enfermedad y de lo que significa. Es una fase que si la persona la necesita pasar no se ha de evitar, es necesario pasarla aprendiendo de ella. Acostumbra a ser el paso previo a la aceptación.
  5. Aceptación: Es la fase en la que se entiende como es la enfermedad y sus efectos. La enfermedad sigue estando, pero el paciente la acepta como parte de su vida e intenta convivir con ella. Las formas alternativas para hacer las cosas no tienen por que ser alternativas convencionales, cada uno acepta la enfermedad a su manera.

Estas fases no tienen por que ser sucesivas (de hecho en esta enfermedad no es raro que haya ciclos en que se revivan episodios de fases en principio ya superadas) , ni tiene por que vivirse todas (cada uno supera los traumas a su manera y a su ritmo) aunque es raro encontrar alguien que no haya vivido dos de las fases explicadas. No se ha de forzar la situación ni para disminuir ni para alargar la duración de las fases, estas cosas toman su tiempo y solo se ha de tener en cuenta que al final se llegará a la aceptación . Intentar pasar de largo o recrearse demasiado en una de estas fases acostumbra a ser contraproducente tanto para la salud emocional como física del afectado por esclerosis múltiple.

Ahora sería conveniente que fueseis sinceros con vosotros mismos e intentaseis averiguar en que fase estaís, para poder superarla y avanzar a la siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...